Desde que llegué a Barcelona, estoy viviendo algo de lo que ya me había olvidado, estar fuera de mi  zona(la de confort). Ese lugar en el que nos encontramos todos los días con nuevos desafíos y nuevas experiencias, levantarme todos los días con un cosquilleo en la panza sin saber con que nueva situación me voy a encontrar o para donde voy a salir. disfrutando de perderme en las calles, descubrir un café nuevo o alguna tienda de fotografía atendida por algún ser de muchos años de sabiduría y pasar algunas horas viendo algunas joyitas por las que se me salen los ojos.  

 Reencontrándome conmigo, descubriendo nuevos gustos y volviendo a apreciar cosas de la vida de todos los días, de las cuáles ya me había olvidado o dejado de darles tiempo y atención.

Por ahora mi misión de estos días es hacer la mayor cantidad de fotos que pueda, y compartir un poco de la magia de esta ciudad, mantenerme inspirado es lo que más quiero. 

Extrañar mi casa, las cosas que dejé en Córdoba, mi familia, mis amigos, mi perro, pero extrañarlos bien porque son parte de mi vida y lo que soy es todo gracias a ellos. 

Tip: Haciendo clic ACÁ se van a ver algunas de las fotos que voy subiendo de bcn, pero antes con este temita de frusciante.